lunes, 9 de junio de 2014

Debate: ¿Libro electrónico o impreso? Ventajas e inconvenientes.


Gran dilema, al menos, para mí, como ávida lectora me parece un interesante y muy polémico debate. Este tema nos lleva a hacernos muchas preguntas como: ¿Cuál es mejor?, ¿por qué?, ¿realmente es más barato y tiene tantas ventajas el libro electrónico?, ¿mataremos el planeta si seguimos utilizando el libro impreso y no nos adaptamos a los nuevos avances tecnológicos?, ¿es fiable el soporte electrónico para la conservación de los libros que solo cuentan con ese formato? Son muchas las preguntas y algunas las respuestas.



No creo que uno sea mejor que otro. Lo cierto es que creo que todo depende, esencialmente de las preferencias y gustos de la persona. El libro electrónico es cómodo, ligero, te lo puedes llevar a cualquier parte y lo puedes reproducir en múltiples soportes (ordenador, tablet, e-book etc...), pero ¡ten cuidado que no se te gaste la batería!. Además, es más barato, en el caso del periódico, incluso gratis. Para rematar, hasta tienes e-books que incluyen modo nocturno con los que podrás leer de noche sin fastidiarte la vista, y encima ¡no haces daño al planeta!. Parece que todo son ventajas ¿verdad?. Veamos los libros en papel: por otro lado, y al contrario que los electrónicos pueden ser un tanto más incómodos de transportar, ya que su peso es ligeramente superior, aunque no tiene por qué ser siempre así. Todo depende, claro está, de si lo que llevas encima son “Los pilares de la tierra” o “El principito”, pero ¿qué hay mejor en este mundo que poder quejarse de lo que te duele el cuello por el pedazo tocho que llevas en el bolso o la mochila? A mí, al menos, me encanta. Hasta tengo contracturas debido a ello. Al libro impreso nunca se le gasta la batería, huele genial, tanto si es nuevo como viejo, y en muchos casos son verdaderamente preciosos. Cuando le coges mucho cariño a un libro impreso y lo lees muchas veces, ese cariño se ve reflejado con arruguitas en las tapas y el lomo, esquinas dobladas y hojas amarillentas. Si te compras un libro impreso, lo podrás tener para siempre, ¡hasta podrás dárselo a tus nietos!, podrás escribir una dedicatoria en la guarda y que se te recuerde durante siglos como dueño y lector de ese libro. Además, si te compras muchos, podrás tener una colección, una biblioteca entera llena de historias que has leído. Podrás observar lomo tras lomo y recordar ese libro con el que reíste, ese otro con el que lloraste, uno con el que volaste, incluso aquél otro que te hizo tirarte días reflexionando. Uff, sin duda es difícil decidirse.


El precio, por otro lado, es un factor a tener muy en cuenta. En primer lugar, hemos de reconocer que el precio de los libros impresos es totalmente abusivo. Desde luego, esto es algo que le quita muchos puntos y que en un momento determinado nos puede echar para atrás a la hora de decantarnos por el formato. Sin embargo, si dijéramos de comprar un libro en formato electrónico ¿sería tan barato como nos prometen? Al principio los libros electrónicos se hicieron muy famosos por el hecho de que se suponían más baratos que los impresos, algo que, obviamente, llamó la atención de todos aquellos lectores empedernidos a los que poco les faltaba para estar endeudados con sus librerías cercanas. Inicialmente, rara vez subían de los cuatro o cinco euros por libro, pero conforme ha ido pasando el tiempo, no entiendo muy bien por qué, ciertas editoriales se han subido a la parra, y mientras el electrónico fuera al menos cinco o seis euros más barato que el de papel, daba igual cuanto costara, dando como resultado libros electrónicos al maravilloso y asombroso precio de once euros ¿Un chollazo verdad?.


A toda esta monserga podemos añadirle el hecho de la poca fiabilidad, en lo que a conservación y preservación se refiere, de los libros en formato electrónico. Es algo que debería preocuparnos seriamente, ya que desconocemos la perdurabilidad de los soportes en los que se almacena. Hoy día, podemos decir que no tenemos ni idea de cuanto tiempo es capaz de guardar la información un pen drive ¿dentro de cien años podremos acceder a esa información que guardamos? ¿qué grado de obsolescencia y qué grado de perdurabilidad tienen estas nuevas tecnologías? Es difícil saberlo, y es por esto que deberíamos sentirnos temerosos de todos esos libros que ya, actualmente, se están editando únicamente en formato electrónico, el cual cada día será más inminente.

Entonces ¿qué opino yo realmente sobre esto?


Como dije al principio, creo que esto es esencialmente una cuestión de gustos y de necesidad; de necesidad porque te puedes ver obligado a consumir libros electrónicos por no tener el poder adquisitivo para comprar los impresos o el sitio para guardar dichos. En mi caso es puramente cuestión de gusto.


Nunca me gastaría dinero en un libro electrónico. Si no tengo dinero para financiar mi ritmo de lecturas, prefiero dejar de leer, ya que para mí, el hecho de leer un libro físico y en papel, es una parte tan importante del proceso de lectura como cualquier otra. Me encanta pasar las páginas, me encanta que se arruguen las tapas. Me gusta poner el libro de frente y apreciar las páginas que me quedan guiándome por la sutil mueca de mi marcapáginas, y no por un rectángulo diminuto que se va rellenando mientras leo. Me gusta su olor, su tacto..., pero sobre todo, el hecho de que, al terminar de leerlos, pueda colocarlos en mi estantería y pueda recordar cada uno de los viajes e historias que he conocido gracias a ellos. Son más caros, es cierto, precisamente, España es uno de los países con los precios más altos en cuanto a literatura se refiere, pero yo lo pago a gusto.

Creo que con esto ha quedado clara mi opinión ¿no? Es cierto que el libro electrónico puede tener muchas ventajas, pero seamos sinceros, no hay nada como un pedazo tocho en la mochila y una bonita biblioteca en casa.

¿Qué opináis? ¿Libro electrónico o papel? Sé que este tema está muy trillado, pero siempre da gusto saber vuestras opiniones.

11 comentarios :

  1. Estoy completamente de acuerdo contigo, no hay mejor sensación en el mundo que ir a una librería y comprar un libro que te va ha hacer viajar y soñar. También tienes razón en que para gustos los colores, cada persona es un mundo.
    ¡Me ha encantado la entrada, un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Sinceramente, yo prefiero leer en papel. Y tengo un kindle, y es verdad que lo utilizo mucho, pero no disfruto igual del libro. A mí me gusta poder tocarlo, olerlo, mirarlo... en fin, todo tipo de cosas que no puedes hacer con un ebook.
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    Yo leo todo en ebook, raro es el libro que compro en papel. La verdad, si que creo que tienes razón en que los libros en papel son más mágicos, y mis novelas favoritas si que acabo adquiriéndolas en formato físico, pero por cada una de esas que encuentro, leo entre medias muchas obras que ni fu ni fa, y si tuviera que comprar cada una de ellas acabaría arruinada.
    Además leer en Kindle es super cómodo, puedes llevártelo a todas partes, pesa poco, no se ensucia ni tienes que tener cuidado de no doblar sus páginas,.... Y sobretodo, la ventaja más grande, es super fácil comprar libros en otros idiomas para él. Yo el 95% de los libros que leo son en inglés, y en Amazon puedo comprarlos por solo 3 euros, además las editoriales inglesas también te ofrecen e-arc que solo se pueden leer en ebook, así que...
    Para mí está claro, amo el papel, pero me quedo con mi ebook hasta el final.
    Bss!

    ResponderEliminar
  4. Hola guapa!
    Yo me quedo con el libro en papel, porque no hay nada como poder tocarlo, olerlo, pasar sus páginas...Pero el ebook es muy cómodo y también me gusta.
    besos^^

    ResponderEliminar
  5. Hola!
    Pues si me hubieras preguntado hace un par de meses, te habría contestado con un rotundo "libro de papel" pero ahora no estoy tan segura. A ver, sigo prefiriendo los libros de papel antes que los electrónicos y creo que siempre lo haré, pero me he dado cuenta de lo prácticos que son los libros electrónicos y me encantaría tener un ereader, a ver si cae pronto >-<
    Un saludo! ^^

    ResponderEliminar
  6. Yo también opino que no es mejor uno que otro, creo que es cuestión de gustos.
    El tema precios...en papel es caro si, pero en digital, quitando excepciones, tambien suele ser carete teniendo en cuenta que es algo no tangible. Cuando veo epubs por 13 o 15 euros se me llevan los demonios jaja
    Honestamente, yo prefiero el papel, si, siemrpe lo preferiré, es inimitable y bla bla y todas esas cosas que se dice, por supuesto xD Pero tambien tengo un ebook, y para ir en el metro es genial porque no pesa, y para leer es más cómodo que un libro. Vamos, que me gustan ambos xD
    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. La ventaja de los libros electrónicos, es que si no te gusta, no pasa nada. Si te gusta, pues te lo compras (en papel) xDDD
    La desventaja, que como se te vaya la batería en el mejor momento te cagas en su puta madre JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA

    Un beso^^

    ResponderEliminar
  8. Los libros que más me gustan, siempre termino por comprármelos en papel, pero te podría decir más de 10 ventajas de un libro electrónico frente al tradicional. Hoy por ejemplo, me he comprado en las ofertas de kindle flash, 4 libros de renombre por poco más de 6€. :-)

    ResponderEliminar
  9. Para gustos, colores, pienso que según para qué cosa uno es mejor que otro, no hay nada como leer un libro físico, pero la comodidad de trasportar un ebook cargado de libros no me la quita nadie. Normalmente soy de hacer viajes muy largos, y eso me viene bien, pero cuando estoy en casa prefiero los físicos. Además nunca había pensado en los libros que no tienen formato físico, y supongo que si no lo tienen nunca es que no son considerados merecedores de ellos, creo, solo opinión xD

    Interesante debate ^^

    ResponderEliminar
  10. Ahora mismo tengo una tablet pero desde luego siempre seré de libros físicos. El placer de leer un libro, de tenerlo entre las manos, pasar páginas... no se puede comparar a un electrónico. Sí, un kindle o una tablet es mucho más cómodo, pero a mí me gusta sentir el peso de un libro en mis manos, no lo cambiaría por nada. Con la tablet aprovecho para conseguir libros que hace tiempo quería, que no encuentro, para practicar inglés o que no quiero pagar por ellos por si no me gusta, y lo dejo claro: yo no pago por un libro electrónico, sí por uno físico. Los epubs también son caros y estás pagando por algo que no tocas o sientes...

    Así que aunque tengo los dos formatos, libros de papel siempre. :)

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  11. Para que elegir si podemos quedarnos con lo mejor de ambos. Hay que saber sacar lo mejor de cada cosa y aprovecharse de las ventajas que ofrecen ambos. Yo también he analizado este tema en mi blog. Te copio la web por si es de utilidad a alguien http://comprarebookahora.com

    ResponderEliminar

Gracias por darme una nueva sonrisa :D

Por favor, absténganse comentarios estilo "te sigo ¿me sigues?" porque no les hago ni caso. Si queréis daos a conocer, lo cual entiendo, en el blog tenemos una sección llamada "Reseña intrusa", para aquellos que deseen dar promoción a sus blogs, y de ese modo, yo misma seré la primera que me pase, además de mucha más gente.